Bancales y senderos crean el nuevo parque El Convento, en Hermigua

Planta del proyecto del parque vista desde arriba. / DA

Planta del proyecto del parque vista desde arriba. / DA

N. T. | Santa Cruz de Tenerife

“El entendimiento del parque como un recorrido integrado en la naturaleza y la compatibilidad del trazado con la generación de espacios de interés a las distintas cotas del desarrollo del parque definen la propuesta ganadora”. Así describía el jurado la propuesta ganadora del concurso de ideas para la creación de un parque en El Convento, en Hermigua. Makin y Molowny Arquitectos S.L. han sido los ganadores de un certamen al que concurrieron otros 12 proyectos. El acta del jurado señala que “se valora como la propuesta de mayor interés espacial, presentando una inteligente adaptación topográfica y contemplando la creación de diversos ámbitos que dan respuesta a los diferentes usos solicitados”. Esos usos pasan por la propuesta de bancales y senderos en el espacio propuesto, unos recursos que, como explica la memoria del proyecto ganador, “son dos singularidades del paisaje de La Gomera y que son los aspectos fundamentales que generan y organizan el parque El Convento”. El presupuesto de ejecución de esta idea es de 383.000 euros.

El proyecto de este estudio de arquitectos con sede en Santa Cruz de Tenerife entiende este espacio como “un discurrir de senderos que van conectando una serie de bancales de usos propuestos, que proporcionan al visitante unas visiones nuevas de la orografía insular y un redescubrimiento del paisaje y las realidades de la isla”. De esta forma, continua la memoria, “los senderos se convierten en experiencia para el visitante del nuevo parque, en elemento definitorio de su morfología y en espacio de movilidad que posibilita la conexión entre los diferentes bancales propuestos”.

Estos recorridos se adaptan a la topografía existente y discurren desde la plaza de Santo Domingo, punto de cota más alta, en dónde se localiza el acceso al parque El Convento, hasta el interior del barranco, punto de cota más bajo del parque, proporcionando al visitante en su discurrir diferentes visiones de la isla, desde los Roques de San Pedro hasta el mar como telón de fondo.

Paseos

Los senderos arrancan desde la plaza de Santo Domingo, que se entiende como origen del recorrido y como mirador incorporado al nuevo parque, que proporciona una imagen de conjunto, desde donde se entiende toda la intervención en el paisaje.

Estos elementos de conexión natural, en su discurrir, van relacionando unos bancales con otros, todos a diferente cota, en donde se desarrollan las diferentes actividades propuestas en el nuevo parque.
La dimensión de cada una de estas superficies la define el uso que allí se desarrolla, posibilitando zonas de descanso, de ocio, de juegos infantiles, espacios de sombra… y un gran espacio central polivalente con posibilidad de albergar diferentes actividades. En total se crean nueve bancales o espacios de uso, que discurren sobre la topografía existente, adaptándose y respetando las palmeras preexistentes, y buscando las mejores vistas. Estas plataformas se asoman al paisaje y permiten al visitante reconocer el entorno que lo rodea.

Nueve bancales

Los nueve bancales propuestos en el parque El Convento están íntimamente ligados con Los Nueve Modos de Orar de Santo Domingo, de autor desconocido de finales del siglo XIII, cuya iglesia se localiza en el ámbito del parque. Los Nueve Modos de Orar de Santo Domingo hacen referencia a las diferentes formas que tenía el santo dominico de acercarse a Dios, del que se decía que, por el día, hablaba a los hombres de Dios y, por la noche, a Dios de los hombres.

La oración, al fin y al cabo, consiste en intercambiar una serie de pensamientos con tu interlocutor, de relacionarte con él. En este sentido, los nueve bancales se configuran como espacios de relación entre las personas, en dónde, las actividades que ellos posibilitan, permiten la relación de manera diferente en cada uno de ellos. El proyecto se organiza a través de unos senderos que discurren por el paisaje y van conectando diversos bancales.

Obras este mismo año

La alcaldesa de Hermigua, Solveida Clemente, destacó, al dar a conocer el proyecto ganador, “el concienzudo análisis de la utilización histórica del ámbito, el adecuado planteamiento de los criterios de sostenibilidad, el uso de materiales como la piedra y la madera, la conservación del palmeral existente y la introducción de nuevas especies vegetales autóctonas. Añadió que el objetivo es que las obras comiencen este mismo año.